Enfrentandose a una expulsión o deportación? Cosidere las siguientes formas de Perdones. (Parte 2)

junio 7, 2017 3:35 pm
by David Jakeman

En días anteriores, revisamos de manera breve tres formas de ayuda disponibles para las familias inmigrantes, en caso de una deportación. Estas fueron, la acción diferida, la cancelación de la destitución y el ajuste de estatus. Estos tipos de ayuda son más adecuados para aquellos inmigrantes que han radicado en Estados Unidos por un periodo de tiempo prolongado y han forjado raíces sociales, familiares y financieras. Sin embargo, estas opciones de ayuda probablemente no aplican para los inmigrantes que recién acaban de llegar a los Estados Unidos. Más bien, los inmigrantes recién llegados deberán considerar aplicar para asilo, cancelación de la destitución o protección bajo el convenio en contra de la tortura; asumiendo que cuenten con las bases necesarias para dichas peticiones. Estas tres formas de ayuda pueden resultar complicadas y un poco confusas. De esta manera, debe consultar a los experimentados abogados de inmigración en Beacon Immigration para saber si esta es la mejor opción para usted y para sus seres queridos.

Asilo

El Asilo es un tipo de ayuda que está sujeto a la discreción de la corte de inmigración. La elegibilidad para obtener asilo le otorga un estatus de “refugiado”. Un refugiado es una persona que se encuentra fuera de su país de origen y que “no puede o no quiere regresar y que no puede o no quiere hacerse valer de la protección de dicho país debido a una persecución o a un miedo bien infundado de persecución ocasionado por su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular o debido a una opinión política”.

Los aspirantes deberán aplicar para obtener asilo dentro del primer año de haber entrado a los Estados Unidos a menos que se enfrenten con alguna excepción. Sin embargo, si la corte garantiza el asilo, la ayuda para la destitución se terminará una vez que las condiciones en el país de origen del inmigrante hayan cambiado de manera que ya no sea considerado un “refugiado”. Aunque si después de un año las condiciones no han cambiado, entonces el inmigrante puede ajustar su estatus al de uno legal permanente.

Cancelación de la Destitución

Esta es una forma de ayuda que se relaciona con el asilo. De manera formal, se conoce como “una restricción de la destitución”. El aspirante deberá demostrar que su vida o libertad estarían amenazadas en su país de origen debido a su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular o debido a una opinión política”. Esto se parece mucho al asilo, pero existen algunas diferencias claves. Por ejemplo, la cancelación de la destitución requiere de un estándar más alto de pruebas de las que se requieren para el asilo. Aunque la mayoría de los aspirantes preferirían aplicar para asilo. Pero a diferencia del asilo, la cancelación no cuenta con una fecha límite de un año y si el estándar de evidencia se satisface, la corte deberá garantizar la ayuda. De esta manera, la cancelación de la destitución es obligatoria y no está sujeta a la discreción de la corte de inmigración.

Convenio en Contra de la Tortura

En la Convención en Contra de la Tortura (CAT, pos sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas en 1994 se estipula que un inmigrante no debe ser enviado a su país de origen si puede probar que sería torturado a su regreso. A diferencia del asilo y de la cancelación de deportación, no existe un requisito que muestre que la tortura será debido a una clase protegida como la religión. Sin embargo, al igual que la cancelación de la deportación, el estándar de evidencia para el Convenio en Contra de la Tortura es más alto que el estándar requerido para el asilo. Sin embargo, esta es una forma de ayuda que vale la pena considerar si el inmigrante ya ha pasado del límite de un año para el asilo o no puede probar una amenaza de persecución basada en una clase protegida.